Coaching Ejecutivo

Este estilo trabaja centrado en los directivos, mandos intermedios y profesionales en general que tengan responsabilidades en la gestión de personal. Esta opción busca profundizar tanto en los puntos fuertes como en los débiles, planteando un plan de actuación potenciando los fuertes y mejorando los débiles.

Se trabajará el enfoque para mejorar el liderazgo, reorientación de las actitudes incorrectas, ayuda a la adaptación a personas que ascienden al cargo por experiencia, a mejorar la relación con sus equipos o incluso como acompañamiento de estos líderes en momentos de soledad y cambio, centrando la atención en el ejecutivo o mando intermedio con ganas de avanzar ayudándole a descubrir e identificar las motivaciones para desarrollar el plan de acción.

El coach no le dice lo que tiene que hacer al coachee, cómo lo tiene que hacer, a dónde tiene que ir o cómo se tiene que comportar sino que es una retroalimentación para que de forma reflexiva y autónoma, tome sus propias decisiones.

Al ser en el ámbito organizacional, la persona que inicia el proceso ha de hacerlo de forma voluntaria.

image

Anuncios